Redes sociales, ¿una amenaza para la seguridad juvenil?

Las redes sociales ocupan una gran parte del tiempo libre de los jóvenes actualmente y por tanto requiere que se enseñe a utilizarlas. Un buen uso de tuenti o facebook puede suponer poner en manos de los jóvenes una fantástica herramienta de crecimiento personal, pero un mal uso puede acarrear problemas de pérdida de la privacidad e incluso la seguridad personal.

La Universidad Camilo José Cela ha realizado un estudio entre 6.000 adolescentes de España y de América Latina que revela, entre otras cuestiones, que casi el 80% de los españoles tiene una cuenta en una red social (como mínimo) y que, de estos, poco más de la mitad considera que su vida privada puede estar en riesgo. Al contrario, consideran las redes sociales como una nueva diversión que llena sus vidas.

Tuenti es la red preferida de los jóvenes españoles

Entre los peligros más graves que deben considerarse está el hecho de que un 7% de los jóvenes españoles haya contactado físicamente con personas que ha conocido a través de la red social (las cifras son más altas en otros países, como Colombia, con un 53% de Venezuela, con un 40%). Los autores del estudio recomiendan una serie de acciones que mejorarían la seguridad de los jóvenes: utilizar un nombre falso (un alias), ir cambiando las contraseñas de acceso para evitar la usurpación de identidad, no aportar datos personales como la dirección o el teléfono y, sobre todo, no aceptar en nuestra red a personas desconocidas.

La cuestión es que alguien tendría que formar a estos jóvenes en el uso de esas plataformas, ya sean los padres o los profesores, de manera que puedan hacer un uso responsable de las mismas. A la hora de formar, nos encontramos con algunos problemas. El más importante, quizás, es que los jóvenes interpretan que la red social es un ámbito personal, y va a ser difícil que dejen entrar a los adultos en su círculo más privado.

Además, los jóvenes españoles en su mayoría prefieren la red Tuenti (un 91%), lo cual quizás es un problema para profesores y padres porque es una red menos conocida y porque los adultos sienten predilección por Facebook, que es lo que conocen, hasta cierto punto controlan y pueden enseñar a utilizar a los pequeños.

En el ámbito escolar, la solución no pasa por crear una asignatura de Facebook o Tuenti, aunque tendría más éxito que la de matemáticas, sin por las tutorías y la relación con los alumnos, por hacerles entender qué son las redes sociales, qué es la privacidad, por qué son tan importantes nuestros datos, qué es lo que se puede hacer con ellos si caen en malas manos, cómo debemos protegernos ante el ciber-acoso y qué repercusiones puede tener el hacer públicas determinadas fotos, sobre todo de cara a nuestro futuro. En internet nada caduca, contenidos e imágenes perduran para siempre. Los adultos acostumbramos a tener esto en cuenta, pero un adolescente difícilmente piensa con perspectiva de futuro.

En definitiva, ante nuevos modelos de relaciones sociales, el sistema educativo tendría que ser suficientemente flexible como para adaptarse y facilitar a los jóvenes (niños y adolescentes principalmente) una serie de herramientas para controlar su vida en la red.

Foto por jesus_leon en Flickr.